o-fachada-tribunal-supremo-facebook

HISTÓRICA SENTENCIA GANADA POR LA USO

El Tribunal Supremo tumba buena parte de la Reforma Laboral. El contenido del convenio continúa vigente hasta la firma de otro nuevo.

El Tribunal Supremo, en una histórica sentencia, ha ratificado la teoría defendida por los Servicios Jurídicos de USO, contra la Reforma Laboral y en concreto sobre la “ultractividad” de los convenios colectivos; determinando que las condiciones pactadas en el Convenio Colectivo se mantienen, aún superado el plazo de un año de negociación que impuso la Reforma Laboral.

EL Alto Tribunal, considera que lo establecido en el Convenio Colectivo tiene naturaleza jurídica contractual y por ello sigue siendo exigible entre empresa y trabajador por la vinculación del contrato de trabajo.

Con esta histórica sentencia, la USO tumba una buena parte de la Reforma Laboral, en lo que afecta a la negociación colectiva y la prórroga del convenio colectivo. El convenio continúa aplicándose aunque finalice el plazo de un año de negociación del nuevo convenio colectivo, sin acuerdo. (La Reforma Laboral introdujo la desaparición del mismo, pasando a aplicarse el convenio de ámbito superior (en el caso de Solvay; el C.GIQ) o, en su defecto, como ocurrió en el caso demandado por USO, el salario mínimo interprofesional y el Estatuto de los Trabajadores).

 El “DIÁLOGO SOCIAL” fracasado, protagonizado por la “CASTA SINDICAL” y la negociación colectiva cada vez más estéril y alejada de los centros de trabajo y de las legítimas aspiraciones de los trabajadores y trabajadoras, hacen para la USO una necesidad y una oportunidad el acudir a los Tribunales de Justicia para mejorar y defender los derechos económicos y sociales del conjunto de los trabajadores. Hoy en Solvay con una mayoría sindical y un Comité de empresa desaparecidos en la reivindicación; la USO considera que acudir a los Tribunales de Justicia es el mejor instrumento para defender con honestidad los derechos económicos y sociales de los trabajadores que nos confían su representación. Muchas de las mejoras que hoy se disfrutan en el complejo Solvay-Torrelavega, fueron conseguidas-ganadas por la USO en los Tribunales de Justicia; algunas fueron hechos históricos, como la condena de Solvay por discriminación en la contratación de mujeres, que permitió acabar con 100 años sin mujeres en las fabricaciones a relevo.